Nuestros sitios
Comparte
Compartir

La ‘barwoman’ de David Bowie que se convirtió en multimillonaria

Por: Gourmet de México 13 Jul 2015
¿Quién es Janice Allis? Janice Allis es una exitosa empresaria que hizo su fortuna de una manera sorprendente y jamás se imaginó que llegaría a […]



	     La ‘barwoman’ de David Bowie que se convirtió en multimillonaria

¿Quién es Janice Allis?

Janice Allis es una exitosa empresaria que hizo su fortuna de una manera sorprendente y jamás se imaginó que llegaría a tener un ‘imperio’ como el que maneja hoy en día.

A ella la catalogan como la ‘bestia’ del negocio australiano pues cada año devora 49 millones de arándanos y tres millones de plátanos. Su negocio fue inspirado en parte por las estrellas de rock con las que trabajo y algunos personajes de la realeza a los que conoció.

En 1984 Allis fue barwoman de David Bowie en el crucero que el músico posee. Allí conoció a grandes celebridades de talla mundial, entre ellas a la princesa Margarita (hermana de la Reina Isabel II de Inglaterra) y al cantante Robin Williams.

Aprendió de las experiencias y los momentos difíciles

Janice Allis, oriunda de Melbourne, Australia, dejó la escuela a los 16 años para trabajar y de esa manera emprendió su viaje hacia los momentos más difíciles de su vida, sin embargo todo eso rendiría frutos después.

En lugar de ir a la universidad, la rebelde Janice se las arregló para conseguirse tres trabajos que le costearan un viaje al extranjero. Siete años después, volvió a su país natal con un hijo en brazos.

Hoy Janice asegura que lo que aprendió viajando fue a tener una gran tenacidad y a pensar con los pies en la tierra.

El imperio que construyó

Su imperio lleva por nombre Boost Juice Bars y empezó siendo un modesto local que abrió en marzo del 2000 en la provincia de Adelaide, no en Melbourne. La idea surgió después de realizar un viaje a Estados Unidos y darse cuenta de que en Australia necesitaban un estilo de vida más saludable.

Al respecto Janice comentó: “Estaba en EU y vi los tipos de jugos y malteadas que estaban ganando popularidad por sus propiedades benéficas. Al regresar a Australia no había nada que fuera sano y el incremento de la obesidad era proporcional a la cantidad de comida chatarra que se consumía, de ahí nació mi idea para abrir un pequeño negocio en mi país natal”.

“De esa manera diseñé un plan de negocios y puse manos a la obra”, comentó la empresaria que hoy tiene cerca de 400 tiendas en 13 países con ventas globales de más de 230 millones de dólares.

No todo lo que brilla es oro

Durante su experiencia laboral, Janice se dio cuenta de muchas cosas: “Cuando trabajé para Bowie me di cuenta de que hay gente buena y gente mala; ricos, pobres, famosos y campesinos. Viajar es una muy buena forma de conocer a la gente por dentro”.

Otros trabajos fueron y vinieron. Fue publicista para una productora cinematográfica y viajó con un grupo de comediantes, con el cual no hizo mucho dinero.

A partir de su experiencia con la gente rica y famosa, Janine tomó una decisión: no trabajar para nadie. Quería ser su propia jefa y controlar su “propio destino”, haciendo algo especial con su vida. Que además le diera flexibilidad para atender a su creciente familia.

Todo ocurrió así…

Después de que Janice pidiera préstamos a los bancos, Janine y su marido Jeff pusieron su casa en garantía. Tan sólo en cuatro años, la compañía estaba operando en cada estado australiano con 100 sucursales.

La expansión fue rápida y comenzó la ‘internacionalización’. Janice hizo un viaje a Washington para aprender cómo se internacionalizan los negocios y terminó en el contrato de la marca para abrir una sucursal en el exterior. De esta manera abrieron una sucursal en Chile en el año 2006.

De los errores se aprende

Boost Juice Bars, que se promociona como una alternativa saludable a la comida rápida, cuenta hoy con tiendas en China, India, Alemania, Sudáfrica y Reino Unido.

Pero el rápido crecimiento tuvo también un costo.

Janine admite que durante los primeros años cometió errores “autoinflingidos”. La compañía había crecido muy rápido, no tenía suficiente infraestructura y, por un tiempo, los clientes lo sufrieron.

Pero fue su experiencia maternal la que logró soslayar los problemas y posicionar la marca.

“En general yo miro mi negocio como si fuera un hijo. Cuando empiezas, está en la incubadora y te necesita allí con él 100%”, asegura.

El miedo te impulsa

Hoy Janine cuenta con un holding –Retail Zoo- que incluye marcas como el restaurant mexicano Fresh Mex Grill, con 54 tiendas en Australia, y las cafeterías Cibo Espresso.

“Un negocio hace una de dos cosas: ir bien o ir mal. Nuestro trabajo es empujarlo al crecimiento”.

“Lo que más me impulsó a desarrollar una carrera de negocios fue el miedo”, cuenta.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas