Nuestros sitios
Comparte
Compartir

El sándwich perfecto

Por: Gourmet de México 06 Ene 2016
El sándwich se creó en Inglaterra pensando en él como un bocadillo, pero con el paso del tiempo se ha adecuado a la gastronomía de cada lugar, a […]



	     El sándwich perfecto

El sándwich se creó en Inglaterra pensando en él como un bocadillo, pero con el paso del tiempo se ha adecuado a la gastronomía de cada lugar, a paladares y gustos distintos, así como a horarios específicos que definen su preparación. Puede incluir carnes, quesos, verduras, salsas, mermeladas y sorpresas y es justo esa variedad que no deja de sorprender, la que lo hace apto para cualquier momento en que el hambre aparece, por su practicidad y buen sabor. Para lograr un sándwich perfecto, toma las recomendaciones que te puedan resultar:

  1. Unta mantequilla en el pan para hacerlo más jugoso al tostarlo en el sartén
    1. Saca la mantequilla del refrigerador algunos minutos antes de usarla para que se pueda untar más fácilmente.
  2. A menos que domines los cortes con cuchillo, usa hilo dental para cortar rebanadas finas y lisas de queso. O bien, cómpralo ya rebanado. Recuerda tomar en cuenta que la frescura del queso y el jamón rebanados disminuye más rápidamente.
  3. Si te gusta el sabor que le da el jitomate, usa jitomate seco. Así evitarás que su jugo ablande el pan y se deshaga en cuanto lo tomes.
    1. Si de igual manera, deseas poner pepinos en tu sándwich, sécalos con papel de cocina para impedir que remojen el pan.
  4. La mayonesa en el pan le da un sabor delicioso, pero si quieres un cambio que te dé un plus saludable, usa aguacate en su lugar o un poco de aceite de oliva.
  5.  Los palillos que les llegan a poner en distintos restaurantes y cafeterías, son para que los ingredientes no se caigan cuando lo tomas. Aplícalo la siguiente vez que tengas un apetito feroz.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”6923″,”attributes”:{“class”:”media-image aligncenter size-full wp-image-10071″,”typeof”:”foaf:Image”,”style”:””,”width”:”1000″,”height”:”667″,”alt”:”shutterstock_211063189″}}]]

  1. Para que la cebolla no te haga llorar cuando la cortas, métela unos minutos al congelador o bien, ponla a remojar en un tazón de agua caliente para que suelte los ácidos que causan llanto.
  2. Experimenta con sabores distintos, dulces y salados… no contengas tus antojos.
  3. Usa un cuchillo para retirar las orillas del pan, así disfrutarás de lleno el sabor de tu sándwich.
  4. Según tus preferencias, compra el pan apropiado: blanco, integral, de avena, de leche con miel, etc. Que el placer de preparar tu sándwich se vea desde las selección de tus ingredientes.
  5. Agregar elementos sorpresa que le den frescura siempre da buenos resultados. Algunas almendras, germen de alfalfa, papas finamente picadas o lo que desees agregarle, aportará su toque para mejorar el resultado.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”6924″,”attributes”:{“class”:”media-image aligncenter size-full wp-image-10072″,”typeof”:”foaf:Image”,”style”:””,”width”:”1000″,”height”:”667″,”alt”:”shutterstock_260016683″}}]]

Con información de rebañando.com

Por Ingrid Cubas
@ingrid_cb

Este video te puede interesar

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas