Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Cine Gourmet: Un Ángel Enamorado

Por: Gourmet de México 20 Ene 2016
En 1998 Meg Ryan y Nicolas Cage dieron vida a una de las parejas del cine más melosas y sacrificadas en “Un Ángel Enamorado” donde […]



	     Cine Gourmet: Un Ángel Enamorado

En 1998 Meg Ryan y Nicolas Cage dieron vida a una de las parejas del cine más melosas y sacrificadas en “Un Ángel Enamorado” donde Seth es un ángel que conoce a Maggie mientras ella se encuentra en la sala de operaciones intentando salvar a uno de sus pacientes. Los ángeles como Seth se aparecen ante quienes están a punto de morir para ayudar a que su transición sea pacífica y en calma, pero al ver la pasión con la que Maggie lucha por la vida de aquel hombre, despierta un interés en él por saber más de la doctora que incansablemente trató de mejorar el estado de salud de un enfermo. Después de observarla por un tiempo, Seth comienza a notar que Maggie siente su presencia y decide aparecérsele. Con la convivencia se enamora perdidamente de ella y decide dejar su inmortalidad para comenzar a sentir los penares de la humanidad: hambre, dolor, sed, temor y frío; pero no todo será miel sobre hojuelas, pues cuando parece que podrán estar juntos, sucede un evento inesperado que pospone su felicidad.

La escena gastronómica memorable ocurre cuando se encuentran comprando fruta; ya que Seth es un ángel y no necesita alimento material como lo hacemos los humanos, no sabe distinguir aromas ni sabores, así que le pide a Maggie que le describa a qué sabe una pera. Es un ejercicio interesante para ponerlo en práctica algún día, tratar de definir las cosas como si no tuviéramos punto de referencia, dando un panorama real sobre el alimento a degustar. Para ello hay que saborearlo sin prisas, procesando cada detalle del sabor, la textura y la fragancia de dicho manjar, ¿Alguna vez lo has intentado? Nunca es tarde para iniciar.

Como complemento y para terminar de inspirarte, podrías hacerlo mientras escuchas el tema principal de la película: “Iris” de los Goo Goo Dolls, provenientes de Buffalo, Nueva York. Johnny Rzeznik y Robby Takac se conocieron en la universidad y decidieron comenzar a presentarse en bares y festivales, ascendiendo a la fama cuando un locutor de Los Angeles KROQ escuchó su disco “A boy named goo” y las ofertas comenzaron a llegar, entre ellas un ofrecimiento para que participaran en la banda sonora de esta película. No lo pienses más, escúchala y llénate de inspiración para cocinar algo lleno de sabor, trata de poner por separado cada elemento en la degustación y cuéntale a alguien de qué se trata sin mencionar qué es ¿Aceptas el reto? Si sí, cuéntanos cómo te fue en Twitter y Facebook, usa el HT #SoyGourmet

Por Ingrid Cubas
@ingrid_cb

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas