Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Alimentos para evitar la influenza

Por: Gourmet de México 05 Oct 2020
Los constantes cambios de temperatura y el contacto frecuente con el virus al agarrar objetos y convivir con personas que están enfermas, nos hace susceptibles […]



	     Alimentos para evitar la influenza

Los constantes cambios de temperatura y el contacto frecuente con el virus al agarrar objetos y convivir con personas que están enfermas, nos hace susceptibles a enfermar de gripa e infuenza.

La Doctora Vinay Goyal encabeza el Departamento de Medicina Nuclear y la Clínica de la Tiroides en el Centro de Cardiología y Crisis en Riddhivinaya, Malad, algunas de sus recomendaciones para evitar estas enfermedades implican no tocarse la cara, pues el virus entra por la boca y la nariz. Mantener limpias nuestras manos es indispensable, así como hacer gárgaras con agua tibia con sal o enjuague para neutralizar a los virus que permanecen activos por tres días y limpiar la nariz con agua de mar. Pero por supuesto, beber muchos líquidos y comer ciertos alimentos con vitamina C, fortalecen tu sistema para evitar caer enferm@.

Aunque la lima, el limón, la mandarina, naranja y toronja son los cítricos que nos llegan primero a la mente cuando buscamos fuentes de vitamina C, pero a lo mucho, contienen 70 mg de vitamina C. Otras fuentes de vitamina C son las siguientes:

Bayas

Específicamente, la baya de Acerola, contiene 65 veces más vitamina C que una naranja. Además de encontrarlas en su forma natural, hay quienes las distribuyen en polvo; pero por supuesto, siempre es mejor consumirlas frescas y crudas para conservar sus nutrientes.

Brócoli

Además de aportar una gran cantidad de fibra, el brócoli desintoxica al organismo, de forma que no se perderá energía en hacer procesos de digestión más alargados y podrá hacer frente de forma inmediata a cualquier agente intrusivo que interfiera con tu salud.

Coles de Bruselas

Uno de los grandes beneficios de las coles de Bruselas es su contenido de vitamina C. También poseen vitamina K, A, potasio, manganeso y fibra.

Coliflor

Una taza de coliflor contiene aproximadamente 46 mg de vitamina C y vitamina K, así que el hecho de que su color sea distinto al resto de las verduras con vitamina C, no afecta.

Fresas

Sorprendentemente, las fresas también contienen un buen nivel de vitamina C, antioxidantes y fibra. Se dice que una sola ración cumple la mitad de la cantidad necesaria al día para tener la cantidad apropiada de vitamina C.

Grosella negra

Su color es un indicio para saber que tiene suficiente vitamina C para protegernos bien. Sus 180 mg son sólo una parte de su aporte nutricional, pues también contiene hierro y potasio y vitamina B5.

Guayaba

Aunque tiene sabor dulce, la guayaba contiene una alta cantidad de vitamina C: 250 mg, lo que es más del doble de lo requerido al día. Aportar ácido fólico es otra de sus propiedades, además de que tiene potasio que ayuda a evitar calambres y manganeso.

Hierbas frescas

Algunas hierbas como la albahaca, cebollín, cilantro, perejil  y el tomillo tienen mucha vitamina C. Mantenerlas frescas hará que conserven la vitamina por más tiempo, por lo que hay que procurar comprarlas cuando aún están frescas.

Hojas verdes

Las acelgas, algas, berros, espinacas y nabos son algunas de las hojas verdes ricas en vitamina C. De ellas, las algas son las que contienen más vitamina C, contando 130 mg por ración.

Kiwi

Aunque los kiwis tienden a ser pequeños, contienen más vitamina C que una naranja y la misma cantidad de potasio que un plátano. Algunos estudios han demostrado que el consumo de kiwi fortalece el tracto respiratorio.

 

Melón y sandía

Este video te puede interesar

Tanto el melón como la sandía contienen 67 mg de vitamina C, vitamina A y potasio. Además de que el nivel de agua que las integra, ayuda a mantener el cuerpo en equilibrio ideal para librar las enfermedades respiratorias.

 

Papaya

Una sola ración de papaya cumple con la totalidad de la cantidad necesaria al día. Además, esta fruta mejora la digestión y su contenido de vitamina A nunca está de más.

 

Pimientos

Los betacarotenos y la vitamina C están presentes en los pimientos. Encima de eso, algunos estudios han demostrado que previenen las cataratas, la formación de coágulos y la tendencia a sufrir infartos. Aunque todos tienen suficiente vitamina C, los amarillos son los que presentan un mayor contenido de esta vitamina, seguidos por el rojo.

 

Tomates

También los tomates tienen mucha vitamina C y si se les pone a secar al sol, la cantidad aumenta. Una ración de 100 gramos cumpliría con el 170% de nuestras necesidades diarias de la vitamina.

 

Respecto a los líquidos, mientras más calientes aguantes a beberlos es mejor, pues las altas temperaturas matan al virus, también es importante limitar el nivel de dulzura en nuestras bebidas, pues el azúcar crea un medio apto para que las bacterias se multipliquen. Toma tés, tisanas y agua tibia, tu garganta y cuerpo te lo agradecerán.

Con información de melodijolola.com y globalhealingcenter.net

Por Ingrid Cubas
@ingrid_cb

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas