Advertisement

México a la alza

México a la alza

La industria gastronómica cada vez gana más terreno en la atención pública, ¿será que en México ocurre lo mismo o seguimos en el limbo?

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

La cocina mexicana siempre ha sido valiosa tanto por las tradiciones que conserva, la diversidad cultural que refleja y el aporte nutricional con el que cuenta. Aunado a esto, en los últimos años ha aumentado la demanda de gastronomía tradicional mexicana en el mundo y se ha reconocido a nuestra cocina michoacana como patrimonio cultural de la humanidad. Todos estos esfuerzos derivan en 183 mil millones de pesos al año, según cifras de la Secretaría de Turismo, cantidad que representa el 2% del Producto Interno Bruto Nacional; así que si creías que tus hábitos de consumo en alimentos no favorecían al desarrollo económico de país, es buen momento para cambiar de opinión.

Otra de las ramas que también ha tenido un gran desarrollo en la última década es la de la Industria Vitinícola, generadora de 1.7 millones de empleos directos y 3.8 indirectos. Si bien es cierto que gran parte del avance en esta rama se debe al constante esfuerzo de cada casa productora por alcanzar a compañías de gran tradición provenientes del continente europeo, otro factor determinante está en nuestras manos como consumidores, en el simple hecho de elegir qué vino deseamos beber. Afortunadamente, hoy en día vemos lejano el momento en el que era preferible llegar a alguna reunión con un vino extranjero; sin referirnos a que algún origen sea mejor que otro, simplemente se trata de dar carta abierta a la experimentación y el conocimiento de los productos que aquí mismo tenemos. Con la entrada del Fomento a la Industria Vitinícola se pretende potencializar dicha oferta para proveer de un mayor desarrollo económico al país. En este mismo sentido, estados productores de distintos ingredientes como el cacao y el chile habanero están viendo crecer sus alianzas para dar a conocer su oferta turística y gastronómica al resto del país para salir a conquistar al mundo a manos llenas.

Con todo esto resulta imprescindible viajar, salir de casa para que nuestros sentidos sean testigos de todas las maravillas naturales que tenemos en recursos y sobre todo, en el talento de las personas que apasionadas comparten su legado de generación en generación con la esperanza de que lo que han construido no sea olvidado. Aunque hay rutas gastronómicas trazadas con exactitud, nunca deja de ser interesante conocer lo auténtico que puede ser realizar un platillo, desde la recolección de ingredientes, su almacenamiento, selección y cocción. Con procedimientos propios de cada región y platos típicos de distintas zonas, se creó "Ven a Comer", para dar a conocer las maravillas que se cocinan en nuestro territorio nacional.

En la lista de los 50 Mejores restaurantes que S. Pellegrino y Acqua Panna publicó hace unos días se encuentran 3 restaurantes de la Ciudad de México: Biko del chef Mikel Alonso en el número 43, Pujol de Enrique Olvera en el puesto 25 y Quintonil de Jorge Vallejo en el 12. Estos reconocimientos a gran escala nos hablan del papel que la gastronomía mexicana expone en las grandes ligas, y a su vez, es un reconocimiento a quienes continúan empleando metate y molcajete para permitirnos tener presente la importancia de nuestros orígenes que no se desvanecen con el paso del tiempo; se trata de una invitación para que nuestros cocineros empleen su talento en hacer lucir cuanto tenemos, así como muchos lo han hecho.

13479890_10154290454645127_977384294_n

13473826_10154290455155127_206819783_n

13479334_10154290455450127_1676255497_n

Si tuviéramos que pensar en nuestro platillo, bebida y postre favorito ¿cuántas de las respuestas nos harían recordar algún principio de cocina mexicana? Los ojos del mundo están sobre nosotros, ojalá no tardemos en ver nuestros recursos con el mismo decoro.

Advertisement