Advertisement
Advertisement

Los tés más raros del mundo

La tendencia en ascenso nos lleva a pensar en los tés. Con distintas modalidades en su haber, con ingredientes de lugares remotos, con sabores y especias en constante cambio, a temperaturas variadas… el té es la bebida saludable para calmar muchos males.

Pero entre esta gama de tés, infusiones y tisanas, hay algunos que llaman la atención por ser tan extraños y aunque sus nombres hacen referencia a cosas no muy agradables, el que sean tan exclusivos les da un halo de majestuosidad que los convierte en objetos de deseo en todo el mundo:

KOMBUCHA

La kombucha es un hongo chino de té con sabor ácido similar a la sidra y fermentado que al recibir azúcar, adquiere un aspecto gelatinoso en un proceso sin fin, por lo que se le ha llamado el hongo de la inmortalidad. En Japón lo relacionan con las algas, mientras que en Rusia lo llaman simplemente hongo de té; aun así, se dice que su origen es chino. Sus cantidades de cafeína y té negro lo convierten en un antibiótico natural que normaliza el tránsito intestinal, desintoxica al organismo y reduce el colesterol.

TÉ CON MANTEQUILLA

Proveniente del Tíbet y algunas regiones de China, se obtiene de la mantequilla extraída de la leche de yak y se le agrega sal. Este té es indispensable en la dieta de los tibetanos, pues les ayuda a mantener su temperatura corporal. Mezclado con té negro o verde, se agita fuertemente para integrar la mantequilla y la sal. Hay quienes le agregan Tsampa, una harina de trigo, arroz o cebada tostada al fuego. Además, es una gran fuente de energía.

 

TÉ DE AJO

Este té alcanzó gran popularidad en la antigua Grecia. En ese entonces, se usaba para mejorar la salud y fortalecer al organismo, así como para obtener energía y juventud. Si bien el ajo es un antibiótico natural que posee antioxidantes, también ayuda a disolver los excesos de grasa en el cuerpo y regula la circulación sanguínea.

TÉ DE BURBUJAS

Taiwán es la cuna de los tés de burbujas, con poderoso aroma cuyas recetas varían para componerse de frutas, leche, yogurt o base de otros tés. Lo que los hace especiales es la tapioca que en perlas o bolitas les da una apariencia marina, que va de maravilla con la espuma que se forma en su superficie.  Cada vez son más las cafeterías donde se les encuentra y las variedades con que se les endulza incluyendo a la miel de agave.

TÉ DE EXCREMENTO DE INSECTO

La moda en China es beber té proveniente del excremento de los insectos, pues entre sus propiedades curativas se ha encontrado que mejora la digestión debido a su contenido en minerales como calcio, magnesio y zinc que equilibran el azúcar y la grasa en el cuerpo. Los insectos de los que se obtiene, son larvas de polillas, que se introducen en tanques de hojas de té húmedas. Cuando se convierten en mariposas se liberan y se recolecta el excremento que dejaron en sus capullos para crear este té que se consigue de 40 a 400 euros; es decir, de 750 a 7,500 pesos mexicanos y se cuenta que su color es transparente y su sabor bastante agradable.

TÉ DE EXCREMENTO DE PANDA

El té con excremento de panda fue posible gracias a la invención del biólogo chino An Yanshi, que recogió cinco toneladas de pandas gigantes, pues su aparato digestivo sólo les permite digerir el 30% de lo que comieron, de forma que sus heces conservan muchos nutrientes. Cada kilo de este té costaría 1’354,197 pesos, siendo la infusión más cara del mundo cuyo saber dicen, se parece al de la nuez.

TÉ DE GUAYUSA

La guayusa se obtiene de las hojas de un árbol nativo de Ecuador, donde lo consideran sagrado. Debido a sus niveles de cafeína le atribuyen propiedades energéticas y antioxidantes, con vitaminas y aminoácidos, lo han cultivado por más de 2 mil años para emplear sus hierbas que no causan los efectos adversos del café. Incluso a la fecha, los indígenas ecuatorianos se levantan a las 3 de la mañana para sentarse alrededor del fuego y tomar guayusa hasta que sale el sol. Se trata de una infusión suave y dulce de rico aroma.

TÉ DE SALVIA

Aunque la salvia es de origen mediterráneo, desde que iniciaron los intercambios entre el Viejo y Nuevo Mundo. En Roma la usaban como tratamiento medicinal y pócima mágica, dándole una importancia tal, que usaban ropa especial y cuchillos exclusivos para recolectarla, pues creían que al consumirla adquirían sabiduría. Entre sus efectos se cuenta la inducción a la tranquilidad, la estimulación de la buena memoria, la cura de males estomacales y de la garganta.  En la Sierra Mazateca en Oaxaca, consumen té de salvia en rituales donde se aspira a tener visiones. Es astringente y tiene grandes cantidades de vitaminas A y C.

TÉ DEL LABRADOR

El té de labrador se obtiene de un pequeño arbusto aromático y desde tiempos ancestrales se ha usado para librarse de dolores de cabeza o de estómago, reumas, asma y afecciones en la piel. Su consumo como tisana inició en Canadá con la finalidad de curar gripes, resacas y acidez. Su consumo requiere supervisión pues quien la beba en exceso, queda expuesto a calambres, delirio o parálisis.

shutterstock_338744060

TÉ GUNPOWDER

Originario de China, se considera que es el de mejor calidad entre las variedades de los tés verdes. Sus hojas se seleccionan de la primera cosecha y se dice que su calidad se ve en el tamaño de sus hojas que al enrollarse, forman bolitas; mientras más pequeñas, mayor calidad. Sus altas concentraciones de flúor hacen que prevenga la caries dental. Estimula el metabolismo y el sistema nervioso, además de que previene el colesterol y la mala circulación. Hay quienes lo acompañan con hojas de menta.

shutterstock_120114397

TÉ KUKICHA

Este té de origen japonés contiene muy poca teína y en su preparación se encuentra su exquisita rareza. En primer lugar, se recolectan las plantas del té y se preparan al vapor para después separar las ramas y tallos de las hojas para secarse al sol y almacenarse en bolsas de papel de dos a tres años. Posteriormente, se cortan y clasifican las ramas según su calidad y por último, se tuestan para obtener un sabor a nuez, ligero y cremoso. Tiene un gran poder alcalino y aporta minerales como calcio, cobre, flúor y zinc.

shutterstock_227308927

TÉ PU-ERH

Aunque China es de los principales productores de té en el mundo, el té rojo que se da en Yunnan, no es común. Por cientos de años se preservó sólo para la nobleza de este país asiático, pues su producción puede tomar de 2 a 60 años para que sus hojas obtengan su color rojizo.  Es conocido como un potente eliminador de grasa y es el té con menor cantidad de cafeína.

shutterstock_263033225

¿Cuáles te apetece probar y cuáles no probarías nunca?

Cuéntanos en Twitter y Facebook, usa el hashtag #SoyGourmet

y encuentra una guía de té para ser un experto en el tema, en nuestra edición impresa de enero.

Con información de msn.com

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb