Advertisement
Advertisement

Las diferencias entre durazno, albaricoque, chabacano y nectarina que debes conocer

Nectarina, durazno, chabacano, ablaricoque... Su dulzura sonrosada y regordeta pulpa pueden hacer que estas frutas parezcan idénticas a simple vista; sin embargo, las pequeñas diferencias entre una y otra pueden cambiar totalmente la manera de apreciarlas. ¡Descubre cuáles son!

Por Michelle López - @Mich_Lv

Durazno

Imagen: girlgonegourmet.com

Esta fruta es probablemente la más popular. Su piel aterciopelada es inconfundible, al igual que su sabor dulce y su pulpa jugosa. Se trata de una fruta versátil que armoniza tanto en postres como en platillos salados, y que también puede disfrutarse sola. Sin embargo, una de las diferencias cruciales es que su hueso está considerado venenoso, por lo que éste nunca debe utilizarse dentro de recetas. La pulpa, sin embargo, ayuda a bajar la cruda. Los duraznos de pulpa blanca son bastante dulces, mientras que aquéllos de pulpa amarilla tienen además un gusto ácido. Crecen mejor en mayores altitudes y se benefician de climas frescos.

Nectarina

Imagen: britannica.com

La nectarina es una fruta primaveral de piel lisa con grandes bondades antioxidantes. Es un derivado del durazno que resulta aún más dulce, aunque también puede percibirse un sabor ácido. Su pulpa puede ser blanca, amarilla, o anaranjada, de pendiendo de la variedad de nectarina. Esta fruta, sin embargo, es bastante frágil, de modo que requieren un manejo cuidadoso. Al comprarlas, procura que la piel sea suave al tacto: esto indica la madurez de la pieza y una pulpa jugosa.

Albaricoque

Imagen: liveandhealthy.com

Tiene una gran cantidad de fibra y agua. Entre las diferencias más importantes respecto a sus hemanas encontramos que el albaricoque está considerado como la “fruta de la longevidad” gracias a los beneficios que tiene para el cuerpo: regenera la piel y células muertas, fortalece la visión y aparato circulatorio, y también nutre las defensas. Esta fruta aparece en los primeros momentos de la primavera y junto con los arándanos, uvas, y naranjas, es un excelente antiinflamatorio.

Te puede interesar: #RecetaGourmet: Mermelada de tejocote

Chabacano

Imagen: shutterstock.com

De las cuatro frutas que mencionamos aquí, los chabacanos son los más resistentes al frío. Aunque viene de la misma familia que el durazno, prunus, el chabacano es más pequeño y dulce, y su piel es totalmente lisa. Su semilla tiene algunas propiedades que se utilizan en la medicina tradicional; incluso se dice que puede ser una aliada contra el cáncer.