Advertisement

Razones para tomar un café turco en lugar de un americano

Originario de los países árabes, principalmente Turquía, esta bebida es considerada por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad debido a sus características tan peculiares de preparación y sabor.

Por Diego Cortés @diegocortesww

 

Originalmente es preparado con café tipo arábigo con un molido muy fino, lo que lo hace una bebida muy concentrada, por lo que tradicionalmente se sirve en pequeñas tazas sin asa, similares al espresso italiano o los vasos de sake japonés. Debe tomarse muy caliente y es un deleite para los paladares, ya sean expertos o no.

 

Preparación:

Para preparar café turco de manera tradicional es necesario contar con un recipiente de cobre llamado cezve, al cual se le colocará el agua y el café. Después se sumerge un poco en arena del desierto muy caliente y, gracias a que el cobre es un buen conductor de calor, llegará al punto de ebullición. Al llegar a este punto el café se retira de la arena y es introducido de nuevo, debe hervir 3 veces para estar listo.

 

 

Beneficios del café turco:

Esta bebida tiene muchos más beneficios que un típico café americano o espresso y Edwin de Café Emir, nos platicó un poco durante la Expo Café que se llevó a cabo en el World Trade Center de la CDMX del 31 de agosto al 2 de septiembre.

Entre los beneficios que nos comentó Edwin está la aceleración del metabolismo y el sistema digestivo. Esto lo hace perfecto como bebida después de una comida muy pesada para que no nos lleguemos a sentir fatigados, lo que algunos llaman “el mal del puerco”.

 

También nos comentó la diferencia entre un espresso o americano con un turco, y es que estos nos van a dar mucha energía de golpe pero al poco tiempo nos volveremos a sentir fatigados y con antojo de otro café. “[...]En cambio el turco va a regular la presión sanguínea, la cafeína va a llegar a la sangre y se va a ir regulando poco a poco por lo que no sentimos ese golpe de energía al momento, pero sí constante y durante gran parte del día”, en palabras de Edwin.

 

También te puede interesar: 6 consejos para bajar de peso en cinco días.

 

Café Emir:

Por otro lado, Julio nos contó algo sobre la historia de Café Emir. Es una empresa 100% mexicana con 80 años de experiencia en la elaboración de café turco de forma tradicional.Iniciaron como una empresa familiar en la calle de Uruguay en el Centro Histórico de la CDMX y actualmente cuentan con 16 sucursales en toda el Área Metropolitana.

 

El singular sabor de Café Emir se debe al toque que aporta su maestro tostador, conocido como Don Gonzalo, quien tiene 50 años de experiencia. El café que utilizan proviene de Veracruz y Chiapas, posteriormente realizan el tostado en el Pueblo de Santa Fe, manejan tostado americano, italiano y cubano, es decir, de lo suave a lo intenso.

 

Actualmente en Café Emir están ampliando sus horizontes para llegar más público, ya que aunque el café turco ha ganado mucha popularidad en los últimos años sigue sin ser tan conocido entre los jóvenes. Te invitamos a visitar alguna de sus sucursales.

 

Así que ahí lo tienes la próxima vez que te sientas fatigado o cansado, en vez de beber un americano, escoge un turco, un café lleno de energía, sabor y tradición.

 

También te puede interesar: Juan Gabriel, los lugares de su vida.