Advertisement

Di toccata e fuga “De pisa y corre” 48 horas en la capital italiana de la moda

Por Daniela Cachón

Así como París, Nueva York y Londres, Milán es una de las principales capitales de la moda. Pero esta característica es solamente la punta del iceberg, ya que gracias a su tamaño y antigüedad, ofrece joyas poco conocidas a sus visitantes.

9:00 AM
El Monumental, Cimitero monumentale

Desde su apertura en 1866, este enorme cementerio ha sido un verdadero escaparate escultórico y arquitectónico que combina los estilos bizantino, gótico y romano. Sus capillas y lápidas están adornadas por obras que van desde lo clásico hasta lo contemporáneo. No dejes de visitar la capilla conmemorativa, de estilo neomedieval, ya que contiene representaciones de personajes importantes relacionados con la ciudad.

11:00 AM

Parque Sempione

Arena Cívica, Acquario Cívico y Castillo de Sforzesco
En este parque es posible realizar tres interesantes paradas, como la Arena Cívica, un pequeño estadio que en algún momento fue casa del Inter de Milán, escenario de batallas navales y ahora acoge a un club de rugby; el Acuario Cívico, que fue construido para la Exposición Universal de Milán de 1906, es el tercer acuario más antiguo de la Unión Europea, y da muestra de la vida acuática, tanto dulce como salada en Italia; el Castillo Sforzesco, una edificación que data de la Edad Media y alberga un nutrido museo, donde pinturas, esculturas, textiles, objetos de guerra e instrumentos ofrecen una breve mirada a esa época. No puedes perderte La Piedad Rondanini de Miguel Ángel.

2:00 PM
Galleria Vittorio Emanuele II

Piazza della Scala, Teatro alla Scala

Este magnífico pasaje conecta la Piazza della Scala con la del Duomo mediante un octágono formado por calles techadas con bóvedas de cristal y hierro fundido, en las cuales se sitúan tiendas y restaurantes de alta gama. En la primera plaza es posible encontrar un monumento a la memoria de Leonardo Da Vinci, así como el famoso Teatro alla Scala.

Te podría interesar: Barroco. Un restaurante por amor al arte

3:00 PM Duomo

Piazza del duomo, luni, mercado antica Focacceria S. Francesco

Continuando con el despliegue de bellezas arquitectónicas, encontramos la más importante de la ciudad: Il Duomo o La Catedral de Milán, una construcción impresionante que destaca por su estilo gótico, la cual, debido a su complejidad, tardó más de cinco siglos en ser terminada. La fila para entrar es considerable, pero lo hermoso de su interior bien vale la pena. Recuerda comprar el Duomo Pass, que te permitirá subir a las terrazas para contemplar la ciudad desde las alturas e ingresar al sitio arqueológico.

Mientras admiras los edificios que rodean la plaza, te recomiendo probar los bocados clásicos de Milán: Los panzerotti*, y no hay mejor lugar para hacerlo que Luini—Vía Santa Radegonda número 16—. El establecimiento que data de mediados del siglo pasado tiene tal reputación que, a ciertas horas, se forman largas filas.

*Panzerotti: empanadas tipo calzone con rellenos tanto dulces como salados, hechas con una masa similar a la de las donas. Tradicionalmente son fritas, pero también las encuentras horneadas.

Ya con el apetito emocionado, dirígete a la Focacceria S. Francisco, en el número 15 de la Vía S. Paolo, donde podrás disfrutar de la cocina popular siciliana. No dejes de probar las típicas arancinas —bolas de arroz rellenas y empanizadas—.

Te  podría interesar: Espagueti con boloñesa de pollo con Salsa Italiana Tradicional Prego®

7:00 PM
Cuadrilátero de la Moda

Al conjunto de calles que albergan las boutiques más prestigiadas del mundo se le denomina el cuadrilátero de la moda. Aunque no te animes a comprar, durante este recorrido podrás disfrutar la excentricidad de sus aparadores, la elegancia de la zona y los automóviles de gran lujo que adornan las calles.

9:00 PM Trattoria Milanese

Para terminar el día con una sonrisa perdurable, deléitate con una deliciosa cena en la Trattoria Milanese, ubicada en la Vía Santa Marta número 11, donde podrás disfrutar de los clásicos risotto y ossobuco milaneses. No dudes en pedirle al mesero recomendaciones de maridaje. El servicio es realmente cálido y atento. Intenta reservar con anticipación.

*Si van dos personas, hay cuartitos de vino, ideales si no desean pedir una botella completa.

10:00 AM Despertar en Milán.

Sin lugar a dudas, la panadería y la baristería italiana son grandes exponentes de la cocina mundial, por lo que no hay mejor recomendación para desayunar.

Te podría interesar: #RecetaGourmet: Pan francés con fruity pebbles y tocino

12:00 PM

La Última Cena, Santa Maria delle Grazie y Basilica di Sant’ Ambrogio
Una de las obras mas representativas del arte universal se encuentra en el templo de Santa Maria delle Grazie: La Última Cena de Leonardo Da Vinci. Como era de esperarse, los boletos para ingresar son reservados con una antelación de mínimo dos meses. Sin embargo, la edificación de estilo gótico forma parte del tesoro cultural milanés y del Patrimonio de la Humanidad.

Por su parte, la Basilica di Sant’ Ambrogio es la segunda en importancia y una de las más antiguas. Construida en memoria de los cristianos martirizados por las persecuciones romanas, ofrece un majestuoso uso del mosaico y la orfebrería carolingia dentro del edificio de estilo romano.

3:00 PM Navigli, Pavese, Lombardi, Darsena, Taglio y A’vucciria.
Milán cuenta con un sistema de canales que irrigan la ciudad denominados Navigli. Tres de ellos se encuentran cubiertos, pero el Pavese y el Lombardi están al aire libre con fines turísticos. La gente de la zona acostumbra reunirse en los diferentes establecimientos a su alrededor, así como en el Darsena, un puerto rehabilitado.

Con ganas de descubrir otra delicia del lugar me dirigí a Taglio —Vía Vigevano número 10—, un café, restaurante, bar y tienda gourmet donde puedes disfrutar desde el clásico pane e salame hasta el risotto y algunos guisados complejos. Yo me fui por la cotoletta, una chuleta de ternera empanizada servida con papas fritas de origen austrohúngaro, pero con una descendiente latinoamericana: la milanesa.

De postre me deje llevar por los dulces sicilianos de A’Vucciria: cassatines, cannolis, cartoccios, iris y ciambellas. Afortunadamente, en toda la ciudad es posible encontrar estas especialidades azucaradas.

*Mediante estos canales, entre otros, se transportaron los diferentes materiales para la edificación de duomo.

7:00 PM Tarde libre*

Aperitivos y gelatos

Si continuas paseando por la ciudad, no te pierdas los famosos aperitivos italianos, que, a semejanza de las cantinas mexicanas, te ofrecen una selección de preparaciones culinarias que va desde los pequeños antipastos hasta los bufetes gratuitos con el consumo de bebidas alcohólicas. Pero si has comido suficiente o no tienes ganas de beber alcohol, puedes disfrutar de una agradable tarde en una de las gelaterias del centro, que ofrecen deliciosas mezclas de frutas, quesos, chocolate y yogurt.

*Si eres amante del arte, no debes perderte la Pinacoteca di Brera y la Pinacoteca Ambrosina, ambas con obras de renombrados artistas como Leonardo Da Vinci, Botticelli, Tiziano y Caravaggio, entre otros.

 

Advertisement