Advertisement
Advertisement

7 heladerías en México que te harán redescubrir los helados

Si tuviéramos que escoger el postre que más nos ha acompañado durante nuestra vida, probablemente sería el helado. Porque, ¿quién no recuerda su infancia persiguiendo el sonido del camión de los helados?, ¿o su primera cita hecho un manojo de nervios en la heladería?, ¿qué tal aquella vez que un bote de helado nos calmó después de haber pasado un mal rato?, ¿o cuando nuestro abuelo nos cargaba por encima del mostrador para poder ver los sabores y elegir el que más se nos antojara?

Por Alejandra Alfaro @alejalfa

Sea el recuerdo que sea, difícilmente rechazaremos la oportunidad de ir por un delicioso y fresco helado. Visita una de estas heladerías únicas para seguir creando nuevas y especiales memorias.

Puede interesarte El helado también se estudia

 

1. Chiandoni

Fuente: Chiandoni oficial

En 1939, Pietro Chiandoni, originario de Italia, empezó en México un negocio familiar de helados en el que transmitiría los sabores tradicionales de su país. Años después, este lugar se ha vuelto parte del corazón de aquellos que adoran el estilo cincuentero de sus instalaciones, en las que sirven diversos sabores de helados en presentaciones como sundaes o tres marías. También puedes encontrar recetas italianas como la Cassata a la Siciliana (crema con helado de vainilla y frutos secos, con una capa de nieve de fresa y externa de helado de pistache) y el Espumoni (mezcla de helado y crema con trozos de fruta seca). Lo que más nos llamó la atención fue su singular helado de vainilla con fresas y coco rallado que simula un spaghetti. ¡No dudes en pedir uno y compartirlo con tu acompañante!

 

En dónde probarlos: Pennsilvania 255, Nápoles Benito Juarez, Ciudad de México

 

2. Ice Crime

Fuente: Ice Crime

Esta heladería tiene la particularidad de que todos sus productos son temáticos inspirados en crímenes famosos, así que podrás encontrar helados con el nombre de Hannibal, Marilyn Monroe o Tarantino. La mayoría de sus helados tienen alcohol aunque cuentan con una variedad de paletas y nieves para los “no pecadores” libres de alcohol. Además, pueden mezclar tus sabores favoritos para hacer la experiencia aún más inolvidable. La imagen que seleccionamos está hecha de tequila tradicional, aguacate y un toque de limón, ¡sería un crimen no probarla!

 

En dónde probarlos: Galerías Plaza de las Estrellas en la Explanada, Miguel Hidalgo, Ciudad de México.

Yautepec y Alfonso Reyes 84-B, Condesa, Ciudad de México.

*También puedes encontrarlos en eventos*

 

3. Nieves 100% artesanales

Fuente: Nieves 100% artesanales

Lo que nos encanta de este lugar es la manera en la que rescata la tradición de vender helados en México. Los barriles color turquesa en los que enfrían su producto son inconfundibles y puedes encontrarlos alrededor del centro histórico en bicicletas que los venden en el perímetro de sus dos sucursales. Cada día los preparan en las mañanas a mano y con ingredientes completamente naturales. Todos los días y temporadas cambian los sabores. En el mes de agosto toca el de nogada con granada, ¡llénate de orgullo patrio en este lugar!

En dónde probarlos: CENTRO HISTÓRICO: 5 de Mayo 39, 5 de Mayo 57, Independencia 68, República de Uruguay 199.
NARVARTE: Obrero Mundial 402.
*También puedes encontrarlos en eventos y universidades*

 

4. Nómada

Fuente: Nómada Heladería

Aquí encontrarás helados con un elegante diseño que no vas a querer perderte a la hora de invitar a alguien a salir. Tienen varios sabores, la mayoría frutales y son fieles creyentes de que el helado realza el sabor de un postre, por lo que encontrarás las mejores sugerencias para combinarlos. Este helado de coco está acompañado de gelatina de limón, gel de maracuyá, galleta de vainilla, cheesecake, ralladura de limón y fresas en ron. ¡Anímate a dar tu mejor primera impresión en esta heladería!

 

En dónde probarlos: Amsterdam 297 Col. Hipódromo, Ciudad de México y Cráter #709, Jardines del Pedregal.

*También puedes encontrarlos en distintos puntos de la ciudad en carrito*

 

5. Gelatoscopio

Fuente: Gelatoscopio

En este lugar pasarás una experiencia inolvidable, no sólo por las fantásticas combinaciones de helado, sino por lo interactivo de su local, en donde puedes jugar con lupas, caleidoscopios y espejos. Cada elemento que emplea en sus helados tiene un sabor específico para combinar a la perfección. Uno de los favoritos es este cono de helado de fresa con cono de vainilla, malvaviscos de frambuesa, fresas frescas y berries deshidratadas, ¡diviértete descubriendo sabores!

En dónde probarlos: Oscar Wilde 20, Polanco, Ciudad de México

 

6. Bigotes de leche:

Fuente: Bigotes de Leche

La costumbre aquí es disfrutar el helado en conos con distintos toppings. Además de helados, tienen nieves hechas con frutas frescas de estación y otros postres. Cuentan con sabores tradicionales así como atrevidas combinaciones con alcohol. En días festivos ofrecen presentaciones especiales únicas. Aunque son reconocidos por sus famosos bigotes de chocolate en sus helados, escogimos este cuyo topping es de chilito tico tico sobre una nieve de mango chile. ¡Para probarlos no será necesario el mostacho!

 

En dónde probarlos: Diagonal San Antonio 909-A, col. Del Valle, Ciudad de México

*También puedes encontrarlos en eventos y bazares*

 

7. Heladería Escandón

Fuente: Heladería Escandón

Si lo que necesitas en esta vida es que tu postre te haga ojitos, estás en el lugar indicado. Sus sabores apuestan a animar el paladar de cada comensal pues tienen hechos de flores, tradicionales, veganos, bajos en azúcar, combinados con alcohol y colaboraciones gastronómicas. El menú cambia constantemente pero lo permanente son sus inspiraciones asiáticas. Éste es su popular helado negro dentro de un pez negro con pockys de oreo. ¡Ideal para tus amigos más creativos amantes de la cultura japonesa!

En dónde probarlos: Martí 65-1 Esq.Revolución Col. Escandón, Ciudad de México