Advertisement

Guía para preparar el smoothie perfecto

Los smoothies han cobrado mucha popularidad en los últimos tres años, y es que además de ser deliciosos, son grandes fuentes de vitaminas y minerales que conceden salud y nutrición a tu vida y a tu cuerpo.

Estas bebidas son muy fáciles de preparar, además se pueden portar fácilmente y se pueden tomar a todas horas.

Un smoothie está compuesto de una base (que puede ser leche, agua o jugo de diferentes frutas), semillas, nueces o los extas que gustes y hielo o frutas congeladas para hacerlo mucho más delicioso.

A continuación te enseñamos una guía para preparar el smoothie perfecto:

  1. Escoge tu base: Puede ser una taza de leche de almendra, arroz, entera u otros granos ó una taza de agua y/o una taza de jugo de naranja, arándano, fresa, etcétera.
    Leche de almendra Leche de almendra
  2. Agrega variedad de frutas (o verduras): Pueden ser 2 tazas de frutas o 2 tazas de verduras (verdes) como espinacas, apio o lechuga.
    Variedad de frutas Variedad de frutas
  3. Agrega dos cucharadas de semillas o nueces: Estas aportan energía, carbohidratos y muchas vitaminas y minerales necesarias para la correcta nutrición del cuerpo. Puedes usar macadamia, nuez de castilla, nuez pecana, semillas de girasol, linaza, chía, etcétera.
    Nuez de macadamia Nuez de macadamia
  4. Agrega una ‘cucharadita’ de uno o más extras: Puede ser una cucharada de miel de abeja o de agave, una cucharada de aceite de coco, una cucharada de canela en polvo o una cucharada de jengibre.
    miel de abeja miel de abeja
  5. Agrega hielo (o fruta congelada) en la licuadora junto con todos los demás ingredientes y licúa a punto de frozen.
    Frutas congeladas Frutas congeladas
  6. Sirve y ¡disfruta!

Fuente: dailymeal.com