Advertisement

¿Qué es el vermouth?

Antes que nada los y las invito a que no dejemos caer en desuso ciertas tradiciones de la buena mesa. Es de buen gusto iniciar una buena comida con aperitivo porque abren el apetito y estimulan las papilas gustativas. Para ello está el Vermut, o Vermouth, o simplemente Vermú, para la nobleza y para el pueblo.

Por Mike Taylor*

Los orígenes

Siempre les comento que la verdad tiene varias facetas y miradas. Algunos indican que el Vermut es de origen germánico "Wermut", y que significa ajenjo. Los italianos que dicen -y juran- haberlo inventado todo en este mundo... Atribuyen la creación del Vermouth tinto al Signore Antonio Benedetto Carpano... Y los franceses, que no pueden quedarse atrás, proclaman como padre del Vermut blanco a Monsieur Joseph Noilly. Todo esto en medio del siglo XVIII.

Luego aparecerían otros nombres de grandes familias como los de Cinzano y los Martini que hasta hoy sobreviven. si remontamos la mirada fuera del eje "eurocentrista" y hacemos un viaje en el tiempo hacia los dominios chinos de la dinastía Shang (1,250 a.C), veremos las vasijas descubiertas con flores de crisantemo, destinado al uso medicinal del emperador y su familia; en India, dentro de la cultura Atharvavedra, se usaban fermentados con hierbas. 

Fuente: Trip Advisor

 

Por los caminos de la seda, hacia la Grecia antigua, es probable que el Vermouth llegara a estas tierras, pues Hipócrates (el padre griego de la medicina occidental, el del famoso juramento), ya usaba un blend de vino, hierbas y ajenjo cerca del año 400 a.C.

Plinio el viejo, en el 77 d.C., relata en su volumen 37 de la Historia Natural una receta con una mezcla de hasta 66 diferentes hierbas y vinos con fines medicinales. Lo que sigue es fácil de imaginar. El Vermouth continuará su andanza por los caminos del Imperio Romano y a su caída será resguardado en las abadías.

Pero volvamos al siglo XVIII y a la rica -problemática- y floreciente Italia del norte, con sus principados, ducados e intrigas... A sus cafés y a Torino (la capital del FIAT) o Turín. En el café de Biccerin, Antonio Benedetto Carpano mezclaba un vino Moscato aromatizado con 30 hierbas, naranja, caramelo, y así nacía el Vermouth, que pronto se hizo popular y es conocido hasta hoy.

 

Del lado provenzal, Joseph Noilly, en 1813, mezclaba vinos del sur de Francia con hierbas y daba origen -junto a su yerno Claudius Prats- al Vermouth blanco seco Noilly Prats. Y no se puede dejar de hablar de un pariente como el "Barolo Chinato", un vino con quina indicado para el reumatismo y la malaria, un santo elixir.

 

¿Pero entonces, qué es el Vermouth?

Para definirlo técnicamente, hoy es un vino con maceración o infusión de raíces, flores, frutas y especias que puede llevar -o no- una mezcla de 30 a 80 elementos. El brebaje puede ser seco o dulce, tinto o rojo y blanco, y tener una graduación alcohólica que va de 16 a 22 grados.

 

Grand Finale

El Vermouth mezclado con otros ingredientes delicados ha dado paternidad a muchos tragos clásicos como el Negroni, el Dry Martini, el Dirty Martini (uno de mis favoritos), el Vesper (preferido de James Bond, cuando está -y cuando no está también- al servicio de Her Majesty The Queen), entre tantos más que por una cuestión de espacio no puedo mencionar.

 

*Mike Taylor, Sommelier & Consultor en Vinos y Alta Gastronomía.