Advertisement

Casa Madero: Mismo gran vino, Nueva imagen

Ya mucho se ha dicho del gran orgullo que es ser la bodega más antigua del continente Americano, le pese a quien le pese eso es un hecho pero esta bodega coahuilense tiene mucho más que contarnos en estos casi 500 años de su existencia.

Primero considero importante reconocer que esta bodega peleó sola durante muchos años por darle identidad y reconocimiento al valle de parras, siendo por mucho la única referencia de vino de alta calidad del estado del que proviene y que hoy hay varias bodegas nuevas con ayuda de Casa Madero han nacido a sus alrededores, esto genera una sana competencia en pro del vino mexicano, eso sí, no podemos dejar de lado el medio milenio que les lleva de ventaja.

Las razones para escoger un vino de esta bodega son muchas, pero si alguna aplaudo sobre todas es la constancia en la calidad de sus productos, (que lamentablemente no es tan común en el vino mexicano) si bien parte de sus características dependen del clima que obviamente cambia año con año, la bodega y sus marcas con la mano de su enólogo Francisco Rodríguez han sabido encontrar y mantener un estilo, así que puedo asegurar que si te gusto uno de sus vinos es altamente probable que el siguiente año te guste igual o más.

Pero, a Casa Madero les faltaba algo, sus 21 diferentes etiquetas al parecer lo habían logrado todo, cientos de premios internacionales, presencia constante en las cartas de vino de los restaurantes por todo el país, los medios de comunicación y cualquier guía de vinos nacionales los incluye religiosamente, sus vinos se venden en mercados internacionales llevando el nombre de México a Estados Unidos, Inglaterra y hasta Japón por mencionar algunos, en la innovación y el cuidado del medio ambiente logran la certificación orgánica para 2 etiquetas y van por más, sus vinos como el Malbec y el Sauvignon Blanc se agotan año con año y a pesar de todo este éxito algo les faltaba…. Daniel y Brandon Milmo como directores de Casa Madero no se han detenido en la constante búsqueda de la excelencia y se dan cuenta que el contenido de la botella aunque es lo mas importante, no lo es todo y que es un hecho que sus etiquetas necesitaban modernizarse, tener una identidad que unificara a las familias de productos y una imagen que transmita el origen de la gran bodega que es Casa Madero, así que después de estudios, pruebas, agencias de marketing, diseño y muchas horas de pensarlo….

Cambiaron esto:

Captura de pantalla 2016-05-10 a las 9.21.19 a.m.

Por esto:

Todas

La textura del papel de las etiquetas que busca transmitir las paredes con cal de la hacienda Casa Madero. Los diferentes manuscritos en cada etiqueta que son fragmentos del documento de fundación firmado en 1597.

Captura de pantalla 2016-04-05 a las 4.44.22 p.m.

Es indispensable destacar que el contenido de la botella no cambia, la calidad y el compromiso que entregan en cada vino es la misma que siempre, solo ha cambiado la etiqueta que sin duda invita aún más a beber te una copa de un gran vino que es un orgullo que sea 100% mexicano.

CGCM blancos

Por Andrés Amor M. Chef-Sommelier @AndresAmor11