Advertisement
Advertisement

Calaveritas de azúcar: una tradición familiar mexicana

Las calaveritas de azúcar y los alfeñiques son una tradición familiar presente en los altares de muerto de los mexicanos el 1º y 2 de noviembre.

Por Raquel del Castillo @Raquel_Pastel

Es una artesanía derivada de la caña de azúcar que llegó del Medio Oriente por medio de los españoles en la época de la Conquista, una receta que con el tiempo se fusionó con la cosmovisión indígena y los tzoales, ofrendas para adorar a Huehuetéotl a base de amaranto.

A Huehuetéotl, dios del fuego le hacían figurillas con amaranto, miel y sangre de aves como parte de los ritos ceremoniales, algo que los españoles no entendieron y prohibieron por pensarse como un acto de horror. Esto se redujo a estar en las ofrendas a manera de alegrías. El uso de amaranto empezó a desplazarse con el azúcar para hacer las figurillas. -José Luis Curiel Monteagudo, investigador gastronómico

Su producción empieza meses antes de Día de Muertos, pues al ser de azúcar deben secarse totalmente. Cada familia guarda con celo la receta, los ingredientes básicos son azúcar, agua y limón, además de colorantes vegetales, clara de huevo y limón para su decorado.

En Puebla, Oaxaca, Michoacán, Estado de México las podemos encontrar en su versión de azúcar. En la CDMX también están presentes en una versión de gomita, chocolate y amaranto.

Te podría interesar Receta Pan de muerto

En México desmoronamos a la muerte con dulzura y nostalgia. La comemos a mordidas pequeñas mientras la sostenemos en las manos como un trofeo que nos sonríe. Ella, tan colorida se viste de fiesta para nosotros, nos seduce con sus ojos fijos llenos de brillo y determinación.

Las puedes comprar en los mercados populares, los tianguis, o bien en la Feria del Alfeñique en Toluca y Puebla.

Agradecemos las facilidades al artesano Arturo Sánchez y familia por abrirnos su taller.