Advertisement
Advertisement

7 formas de usar este tipo de harinas en tu cocina

Siempre buscamos nuevas alternativas en cuanto a sabor y aporte nutrimental, la harina es un derivado del trigo que comúnmente viene en tres presentaciones, integral, natural y refinada para repostería, sin embargo no solo existe harina de este cereal. Aquí te mostramos otras opciones para tu cocina.

Por: Fernanda Hernández @ferhernandez_v

Ya habíamos hablado en otras ocasiones de los tipos de harinas, sus procesos y presentación. Aquí te decimos como sacarles provecho a la hora de cocinar.

Harina de maíz

Fuente: https://food.ndtv.com

Existen diferentes variedades en el mercado, en México es muy común usar la que viene  nixtamalizada, con ella se elaboran las tortillas, los tamales y en ocasiones se usa para repostería. También encontramos la polenta que es una harina derivada de maíz amarillo, esta se puede usar para preparar pan de maíz, pasteles, pastas y galletas. Su textura es más granulada, si la quiere preparar en platillo salado te recomendamos sazonar antes el caldo, porque la polenta absorbe todo el sabor en el primer contacto con el líquido, después de eso es muy difícil sazonar adecuadamente.

Harina de centeno

Fuente: http://www.lameta.es

Su aroma característico y bajo contenido de gluten es lo que la hace tan popular. Puedes preparar unos bollos caseros mezclando en partes iguales con harina de trigo, así tu pan quedara suave y con un ligero toque de acidez. Puedes complementar tu masa con un poco de miel para realzar el sabor del centeno.

Te podría interesar: El arte de amar y amasar

Harina de papa

Fuente: https://www.popla.com

Esta harina es ideal para espesar y dar humedad a todos los productos de panadería. Si quieres preparar una crema de verduras sin agregar lácteos solo tienes que licuar todo perfectamente con un poco de harina de papa y cocinar a fuego bajo hasta que espese.

Trigo sarraceno

Fuente: http://www.aglutenados.com.ar

En cocina es una buena opción para preparar alimentos ligeros. Puedes preparar crepas o hotcakes libres de gluten, licua todos tus ingredientes junto con la harina hasta tener un mezcla homogénea y preparalos como de costumbre. También es  buena para empanizar carne o verduras, ya que absorbe poca grasa.

Harina de arroz

Fuente: https://www.blenderbabes.com

Es muy utilizada en la cocina oriental, su bajo aporte calórico la hace la favorita para las dietas. Este tipo de harina es muy versátil, se usa en repostería, en cocina salada y como espesante. Si quieres una bebida deliciosa tu opción es el atole de harina de arroz, solo tienes diluir unas cucharadas de harina y agregar la mezcla a un poco de leche. Para dar más sabor puedes utilizar canela o cascara de naranja.

Harina de sémola

Fuente: https://www.leaf.tv

Es perfecta para elaborar pastas. Su textura es granulada y por lo general se mezcla con un poco de harina de trigo para tener más elasticidad en la masa. También se puede usar como espesante en sopas y guisados. En repostería es ideal para que la cubierta de los panes quede crujiente y dorada.

Harina de soya

Fuente: https://www.leaf.tv

Este tipo de harina es ideal para repostería ligera, galletas, cupcakes, panques y hotcakes. Por su bajo contenido en gluten se recomienda mezclarla con otras harinas, la puedes agregar a tus sopas como espesante y a tus carnes para tener una cubierta dorada y crujiente. En repostería aporta humedad a los pasteles, panques y cupcakes.